Peruanos investigan la fibra del ichu para elaborar paneles que combatan las heladas

Este nuevo proyecto es desarrollado por la UTEC, quienes buscan emplear el pasto andino para refuerzo de las viviendas de las bajas temperaturas en el sur.

Un equipo de investigadores peruanos se encuentra en el estudio de la fibra del ichu junto al fibrocemento para fabricar paneles que refuercen las viviendas en el sur del país, donde las bajas temperaturas y heladas son la principal preocupación de los ciudadanos.

Este proyecto pretende ayudar a las zonas altoandinas y crear empleo mediante la fabricación del ichu. Esto viene siendo realizado por la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) y cuenta con el apoyo del Banco Mundial y el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec). Además, tiene colaboración con universidades nacionales y del extranjero como la Universidad Andina del Cusco, la Universidad de Sao Paulo-Brasil y el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja-España.

Este trabajo ya fue divulgado en la revista científica estadounidense Journal Cement and Concrete Composites, donde la UTEC menciona la investigación del uso de las cenizas del ichu como material suplementario para la creación de paneles.

No solo eso, también se continúa en evaluación la factibilidad de producir paneles de fibrocemento reforzados con estas fibras, siendo un valor agregado para el uso de los recursos. Hasta el momento son cuatro etapas que comprende la metodología.

Primera etapa: Definir los parámetros óptimos para la obtención de cenizas de ichu de alta actividad puzolánica, es decir, que tengan capacidad aglomerante.

Segunda etapa: Estas cenizas serán incluidas en distintos porcentajes en la formulación del cemento para evaluar las propiedades de fluidez y propiedades mecánicas.

Tercera etapa: Evaluación la compatibilidad de la fibra de ichu con la matriz cementicia y se determinará la longitud óptima de la fibra.

Cuarta etapa: Se fabricará un panel de fibrocemento, con la finalidad de que tenga buenas propiedades físicas y mecánicas, así como alta durabilidad.

“Este proyecto busca crear conocimiento y en un futuro poder evaluar el potencial de otras plantas endémicas peruanas, además de motivar a jóvenes investigadores a que desarrollen proyectos sostenibles en beneficio de los pobladores de las regiones altoandinas”, manifestó Carmen Elena Flores Barreda, investigadora principal del proyecto y docente de UTEC.

Hasta el momento, el proyecto continúa desarrollándose para poder ayudar a las poblaciones vulnerables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *