Las primeras diligencias establecieron que los cuerpos de los dos comuneros muertos durante los enfrentamientos en Antabamba presentaban heridas de armas punzocortantes (cuchillos) y orificios de bala o perdigones.Las víctimas de este lamentable enfrentamiento por disputas de territorios fueron identificadas como Saúl Choquecahuana Pacco (20) y Rafael Ampuero Quivio (43) este último deja dos hijos menores en la orfandad.

De acuerdo a lo informado, ambos cadáveres fueron hallados en el sector de Arapanco colindante con el escenario del enfrentamiento Huancarani – Supayco, donde además resultaron heridas 61 personas, tres de ellas con impactos de bala.

Al término de las pesquisas a cargo de fiscal provincial, Edward Cabrera Navarro, de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Antabamba dispuso el levantamiento de los cuerpos y su traslado a la morgue de Abancay para las autopsias de ley.

Lo que llamó la atención de los investigadores fue el ensañamiento cometido para acabar con la vida de ambos comuneros de Sabaino, configurándose el delito de homicidio.

Las diligencias continúan y será en los próximos días que el fiscal deberá formalizar el inicio de investigación preliminar de acuerdo a las pruebas reunidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Comunícate con nosotros!